Dave Grohl decidió sorprender no solo a sus fans, sino también a los fans de Guns N’ Roses al echarse un palomazo durante el concierto de la banda en el BOK Center en Tulsa, Oklahoma.

La rola elegida fue “Paradise City”, donde Grohl hizo uso de sus habilidades como guitarrista y rockeó con todo lo que pudo al punto de emocionar a toda la audiencia.

Cabe destacar, que esto es un paso enorrrme entre Guns y los Foo, pues por si lo habías olvidado, en el paso hubo una pelea memorable entre ambas agrupaciones que alcanzó su punto máximo durante los MTV Video Music Awars en 1992. Ahí, hubo un enfrentamiento entre Kurt Cobain, Axl Rose, Krist Novoselic y Duff McKagan detrás de los escenarios y precisamente por eso, Grohl tuvo que terminar la presentación de Nirvana al saltar al micrófono y mofarse de Rose.

No obstante, a pesar de eso el año pasado Dave decidió dejar las peleas de lado al permitirle a Axl usar su trono motorizado mientras estaba enfermo, y parece que a partir de eso, las buenas vibras continúan 18 meses después.