La noche comenzó con  Dawes, una banda de folk rock de Los Ángeles. Tocaron un set que duró 40 minutos mientras el Palacio de los Deportes se llenaba a su máxima capacidad.

Posteriormente, en un recinto a reventar, el cuarteto de Nashville demostró que aún tienen energía, además de que “Sex On Fire” y “Use Somebody” siguen siendo canciones básicas para cualquier rockero,  nueve años después de que se estrenaron.

Caleb Followill salió al escenario en punto de las 9:20 para abrir con “WALLS”, donde en el último “When the walls come down” el telón subió y dejó ver al resto de la familia.

La noche siguió con “Find Me” de su más reciente álbum WALLS y después dio paso a “Taper Jean Girl” y “The Bucket”.

El set comenzó con la brillante imagen de un corazón latiendo en las pantallas a los lados del escenario y efusivos gritos de sus fans.