Al asistir a un concierto de tu artista favorito es algo increíble y más si lo escuchas cantar una que otra canción de algún artista emblemático o icónico.

Esto sucedió cuando The Killers, mientras estaba en el festival Austin City Limits, cantó un par de canciones de Tom Petty para homenajear el gran trabajo del cantante y su importancia dentro de la industria musical.

Como parte de su participación en el Voodoo Music Festival en Nueva Orleans, la banda liderada por Brandon Flowers rindió un pequeño tributo a Antoine “Fats” Domino al cantar “Ain’t That a Shame?”, canción que se convirtió en el año 1955, en uno de los himnos del R&B para colarse en el la lista de la revista Rolling Stones como una de las 500 canciones más grandiosas de todos los tiempos.

The Killers no fue la única banda que reconoció, a unos días de su muerte, la importancia de Fats Domino. Fiona Apple y Elvis Costello también hicieron su respectivo homenaje.