René Pérez Joglar, conocido como Residente y mitad del dúo puertorriqueño Calle 13, dijo hoy, horas antes de presentar en la Mar de Músicas de Cartagena su primer disco en solitario, que el reggaetón le gusta “si es inteligente, está chévere y tiene buena letra, algo que no pasa mucho”.

Pocos minutos después de la prueba de sonido previa a su primer actuación en Europa con motivo de su trabajo, que va acompañado de un libro y un documental homónimo, Residente, habló de ese disco, en el que ha buscado sus orígenes a través de la música.

Residente se realizó una prueba de ADN para determinar el origen de sus ancestros “y con base en los resultados” hizo la música. Los orígenes del artista se sitúan un 7% de Liberia y otro 9% en Cáucaso, por eso fue a esos lugares a descubrir sus estilos musicales.

El artista, cuyas letras se caracterizan por la denuncia social, resaltó que todas las vivencias fueron “enriquecedoras” y “algunas muy duras”. “Ver como se han aprovechado de África. Estar en Burkina Faso y ver cómo Francia le ha robado de sus recursos”, apuntó.

No obstante valoró que en esos lugares “hay mucha gente feliz con muy poco” y eso es lo que más enriqueció.

El boricua aventuró que Puerto Rico, estado libre asociado a Estados Unidos, “será independiente algún día” porque “la gente se va a enterar de que es la única opción y la mejor”, aunque admitió que “va a tomar tiempo y es algo que tiene que surgir” de la propia población.

“No tengo rencor a Estados Unidos y menos a la gente que a menudo son víctimas de sus gobiernos, aunque les voten”, reseñó Residente, antes de asegurar que el presidente estadounidense, Donald Trump, “no va a influir en la música. No le demos tanto poder”.

Residente ha recibido reconocimientos por su compromiso social, además de ser la cara en campañas de UNICEF y Amnistía Internacional. Ha sido un constante defensor de la educación latinoamericana y los derechos indígenas.