POR BENJAJA SHOW

¡Riveristas! Como dijo Alicia Villarreal y el desaparecido Límite “Quiero relatar lo que a mi me sucedió”, les quiero platicar la gran experiencia que fue vivir de cerca (si, ¡muy de cerca!) el concierto de Carlos Rivera, el pasado viernes 19 de mayo en Querétaro.

Todo comienzó desde el año pasado, cuando un querido amigo de Las Guajolotas: Rosendo Carreola; me buscó para colaborar con él y su empresa de espectáculos (MPR del Bajío) ya que escuchaba mis reportajes y que en ocasiones me quejaba o reconocía el trato que los empresarios dan a los medios que cubrimos los eventos (a veces reparto flores y a veces cebollazos). Total que tenía varios artistas en la mira para traer una de sus fechas a nuestra ciudad; sin embargo la de Carlos Rivera en octubre de 2016 ya la tenían otros. Pero 6 meses después se nos hizo tener de nuevo a Carlos en tierras queretanas.

Llegué muy puntual a mi cita en la Puerta 5 del Auditorio Josefa, me entregaron mi gafete como Staff del evento, eso significa que era un acceso total.
Ocupé mi lugar afuera del camerino a donde llegaría Carlos, quien momentos antes había realizado el soundcheck para corroborar que todo estuviera listo, regresó a su hotel para refrescarse y de nuevo volver al recinto, donde ya lo esperaban los medios y algunos grupos de fans que tuvieron Meet & Greet. Supe que estaba en camino cuando sonó el radio de Moisés (responsable de que el camerino estuviera listo) “Moisés ¿me copias? ¿estás en posición puerta de camerino? Listo: el artista se dirige hacia allá”.

Fue en ese momento cuando escuché su saludo de “Buenas noches” y estreché su mano cuando Carlos me saludó como siempre muy atento, correspondí el saludo diciéndole que traía un regalo para él y que en un momento buscaría la oportunidad para entregárselo. Entró al camerino y escuché que preparaba su garganta entonando algunas estrofas de “El Hubiera No Existe”.

Televisa Querétaro y Mega Noticias tuvieron las entrevistas en exclusiva con él, para después dar paso a una Rueda de Prensa donde atendió a la prensa, platicando detalles del lanzamiento de su nuevo sencillo “Lo Digo” ft. Gente de Zona, así como el relanzamiento de su material discográfico “Yo Creo” · DLXEDITION · que incluye la versión acústica de los temas y un par canciones nuevas. Se dijo contento de tener una fecha más en el Auditorio Nacional el próximo 14 de julio.

Mientras Carlos atendía a los medios, en el escenario del Autorio su tocayo Carlos Law preparaba la atmósfera con el público interpretando algunos temas de su autoría como: Mundo de Caramelo, Ándale Niña y Tu amor me hace tanto bien.

Luego de la conferencia y los Meet & Greet, no perdí la oportunidad de tomarme mi foto del recuerdo con Carlos y entregarle una pulsera que mandé a hacer exclusivamente para él, con piedras de ónix mate y un dije de león para Simba.

Dieron las 9:30 y yo estaba al pie del escenario listo para capturar los mejores momentos de uno de mis artistas favoritos, además junto a mi estaba uno de sus colboradores de Crew quien lleva el timing del evento y pude ver el playlist que tenía en sus manos (hasta me dejó tomar la foto para el recuerdo), lo triste es que conocía en que momento llegaría a su fin la magia de esa noche.

Se escucharon los primeros acordes de Quedarme Aquí y apareció Carlos vistiendo un traje negro con una combinación arriesgada al elegir no usar calcetines pero unos zapatos de charol que lo hacían lucir muy bien en el escenario, luego vino Perhaps, Perhaps, Perhaps, acompañado de sus bailarinas Estibalitz Ruíz y Charlene Arian ¡ah! y una silla donde monta una sexy coreografía.

Luego llegó un cambio de vestuario donde con un look muy relajado, ropa cómoda y descalzo interpreta No Soy el Aire. Luego llega el momento de poner la piel chinita cuando da voz al tema de Que Lo Nuestro Se Quede Nuestro y con un Día de Lluvia nos hace sacudir la tristeza al ponerle un ritmo sabroso latino/tropical/guapachoso: por si acaso quisieras bailar.

De pronto la magia trae al escenario el reino de Simba, aquel donde todo lo que toca la luz lo conforma y Can you feel the love tonight se escucha mientras hace movimientos que simulan al felino que por varios años interpretó. Sin dejar a un lado éxitos como Si Te Vas y El Hubiera No Existe.


Después apareció con un saco de frac para elegir a un afortunada riverista y cantarle Tu Juego de Ajedrez bajo un Cielo Azul y ponernos a bailar la coregrafía como olas de mar.

A veces me gustaría saber que fui en mi vida pasada, y Otras Vidas describen las buenas obras que lo hicieron tener una recompensa de amor.

La sorpresa de la noche fue cuando llegó el momento de Lo Digo su más reciente tema que grabó en Cuba junto a Gente de Zona ¡otra de mis nuevas favoritas para bailar! Y saber que lo vivido valió la pena.

Nos estamos acercando al final y como buenos fans caímos en una Fascinación. Momentos más tarde Carlos atendió una petición, donde por cierto tuvo el detalle de cantarle a una señora que iba acompañada de sus hijas y ocupaban la primera fila sosteniendo un cartel que decía: “Por favor dedícale ¿Cómo Pagarte? A mi guerrera, mi mamá”. Con sus manos pedía a las fans enloquecidas que dejaran pasar a la señora al filo del escenario para tomarle la mano y dedicarle la canción – PERO oh sorpresa una riverista MÁS ENLOQUECIDA que el resto, burló la seguridad y trepó al escenario para abalanzarse sobre Carlos y taclearlo haciéndolo perder el equilibrio.

AMIGA: si estás leyendo esto procura tomar un tafil para tus nervios antes del concierto, por acciones como esa la gente que lo maneja y los empresarios deciden poner vallas de metal para evitar exponer a nuestro artista.

Entre el público estaba la señora María de Lourdes; madre de Carlos, luego de que la saludó se desató una ovación de gritos que a coro decían ¡Suegra! ¡Suegra!

 Entregado y cercano a su público se despide con el tema Deja Amarte y una explosión de papelitos entre los que se pierde con una gran sonrisa.

SI QUIERES VER MÁS FOTOS
¡Ve a mi cuenta de Instagram me encuentras como @benjajashow

Para Las Guajolotas y RADAR Espectáculos: Benjaja Show.