Alejandro Sanz mostró durante el concierto que dio este sábado por la noche que sabe enfrentarse ante situaciones de violencia cuando, al notar que una fan estaba siendo maltratada por un hombre, detuvo el show para defenderla.

El cantante paró por un momento la presentación que dio en Rosarito, Baja California, para pedirle al agresor que dejara en paz a la chica.

Varios vídeos que han difundido del heroico momento, muestran a Sanz quitarse la guitarra para bajar del escenario y detener al hombre que molestaba a la asistente. Los demás fans comenzaron a abuchear al agresor y a gritar que lo expulsaran.