DEADPOOL

Por Paco Dramas


No por nada me he ganado la reputación de ser muy dramático. Es una realidad que hago honor a mi nombre Paco Dramas e independientemente de ser un admirador del arte dramático es cierto que es porque me he caracterizado por ser un hombre conocido por ser negativo….¡ALTO!, ¡No me juzguen!, ser dramático ha tenido como resultado una supervivencia en este mundo moderno al que realmente me ha costado adaptarme y de igual manera, el tirarme al drama me ha permitido encontrar catarsis cuando lloro desconsoladamente sentado en una sala de cine, permitiendo que una historia completamente ajena a mi toque las fibras mas sensibles del corazón…o me pregunto, ¿será que esa es la magia del cine? ¿será no todo es tan ajeno como preferimos pensar? ¿será que cada película que nos gusta es porque tiene una conexión importante con nosotros? Y es curioso que sea Deadpool la película que me ha provocado todos estos cuestionamientos, vamos a ver si puedo encontrar respuestas.

Primero que nada mencionar la definición de lo que para mi es un antihéroe y en mi opinión es aquella persona que hace el bien sin querer hacerlo. Superman, Iron Man, Capitán América, son héroes con súper poderes o súper habilidades que buscan hacer el bien a través de actos de espectaculares de heroísmo, principalmente buscan salvar a la humanidad de una amenaza que representa su desaparición inminente. Deadpool  en cambio no busca en  ningún momento salvar a la humanidad, ni mejorar el mundo, tiene un objetivo principalmente egoísta de un beneficio propio o de una venganza, salvar la humanidad o a terceras personas es simplemente circunstancial. Sus poderes no son para hacer el bien, son para ÉL sentirse bien o mejor de lo que se siente y todo esto me hace pensar en la primera conexión que puedo encontrar esta historia. Lo cierto es que aunque no me considero una persona egoísta, muchas de mis acciones se generan a partir de un deseo de conseguir un beneficio propio, sentirme mejor, pasar un buen rato, ganar más dinero, obtener reconocimiento o simplemente encontrar momentos de felicidad, esto definitivamente no me hace una mala persona solo me hace humano.

Deadpool presenta también una sociedad en donde la violencia es el elemento principal, en donde existe un grupo de gente mala se dedica a proteger a gente normal de gente más mala todavía. Lo hacen por dinero principalmente, no hay ninguna vocación de crear un bienestar o de justicia, es simplemente hacer las cosas por cobrar una cantidad y poder gastarla en placeres banales que lo único que provocará es poder escapar de la realidad un mundo en decadencia lleno de maldad y tristeza. Ahora díganme si todo esto no les parece familiar, ¿es o no es cierto que vivimos en una sociedad en donde nuestros defensores públicos a veces parecen más nuestros enemigos? que nos protegen por un sueldo deficiente lo cual cada vez mas lo hace convertirse en una amenaza para nosotros. Los ciudados entonces han tenido que recurrir a buscar alternativas para sentirse protegidos que muchas veces llegan a ser ilegales y costosas pero que la sociedad y nuestros gobiernos no nos han dejado otra opción. He aquí la segunda conexión que pude encontrar con la realidad presentada en Deadpool.

Y por último y la mas importante, todo lo que estamos dispuestos a hacer por amor. Necesito para seguir funcionando, pensar que vivo en un mundo en donde el amor debe y es el mayor motor para hacer las cosas. A Deadpool, mas que el deseo de venganza lo mueve una necesidad imperativa de defender y proteger el amor que siente al grado de ir en contra de su propia integridad y física y mental. Estoy completamente seguro que no soy el único que puede encontrar esta relación entre este mundo creado por Marvel Comics. El amor nos lleva a tomar decisiones que cambian nuestras vidas, que cambian nuestros caminos y que representan un giro de 180 grados que nos llevan a una historia completamente diferente. Es sin duda esta la mayor conexión que encuentro con Deadpool, no no se emocionen, no lloré con la película pero si pude reforzar mi teoría de que el cine es arte y es lo que es porque uno puede conectarse y vivir en un mundo paralelo usando nuestra imaginación y sentimiento y por eso afirmo: si no te gusta una película no es porque es mala, simplemente no hubo conexión. Y ya, me voy a hacer más drama.