LA QUINTA Y NOS VAMOS

Por Paco Dávila / @pacodramas

Tengo que confesar algo, si tuviera 20 años menos estaría muy preocupado sobre mi futuro, pero muy!. Como buen cinéfilo, crítico de cine o simple aficionado, muchas de las referencias y percepciones que tengo sobre la vida han salido de películas. Me gusta leer, lo disfruto mucho cuando lo hago por gusto, pero acepto apenadamente que mis años de universitario no se caracterizaron por ser un lector responsable de todos los materiales que me eran asignados por mis profesores. Era un lector selectivo por defenderme un poco, cosa que estoy seguro me ha afectado como profesionista de la comunicación, sin embargo desde los 10 años fui un ferviente fanático del cine, de todo tipo de cine sin discriminar. Aclaración no me gusta todo el cine pero si veo de todo tipo de cine, mas de uno que de otro, pero si variadito pues.

Toda la anterior justificación es para compartirles que mucho de mi conocimiento y cultura han venido gracias a esta gran afición, es decir cierta película pudo haber despertado en mi un interés especial de cierto tema y de ahí partí para la investigación, lectura, exploración del mismo. Es por esto que vuelvo a decirle que si yo tuviera en ese este momento 18 años estaría muy preocupado, ahí les va el porque.

La Quinta Ola es el nombre de la película que ha despertado en mi esta preocupación. ¡Esperen! no porque haya pasado 2 de las mas largas horas de mi vida sentado en un sala de cine, ni porque a contrario a mi comportamiento habitual en una sala de cine, literal comencé a retorcerme en mi asiento porque me estaba quedando dormido del aburrimiento. No, no estoy hablando de que la película no me gusto, lo que me preocupa es que una vez mas el cine me presenta una opción mas de asimilar que pronto, muy pronto, el mundo como lo conocemos se va a terminar y esta vez o mas bien, una vez mas será una raza extraterrestre terminara con la raza humana o como lo plantea la película, por lo menos con la raza humana adulta.

¿Qué no fue suficiente haber sobrevivido los juegos del hambre? ¿No vale para nada haber sido Divergente? ¿No cuenta que logre salir de un laberinto donde una cucaracha gigantes me perseguían? Por Dios gente ¿Qué mas tenemos que sobrevivir? Esta vez son una seria de olas provocadas por una raza alienígena que una a una terminaran con la humanidad y confieso que estoy seguro que esta vez no seré de los sobrevivientes. Pero eso no es lo que me preocupa, la verdadera preocupación esta en que según el cine moderno, el futuro para la raza humana es muy oscuro. La visión que se plasma primero en libros y luego en pantalla, es de un mundo post apocalíptico en donde los jóvenes se verán obligados a luchar por sus sobrevivencia mientras los adultos jugamos el rol de los responsables de ese futuro, de esa destrucción, de ese laberinto, de ese sistema político, de ese juego creado para entretener.

Tengo dos personas favoritas en este mundo, se llaman Joaquín y José Francisco, mis sobrinos de 10 y 4 años de edad. Los veo y veo el futuro no solo de mi familia, sino de México y del mundo  y me angustia saber que, para como pintan las cosas, pueda yo estar contribuyendo en dejarles un mundo como el que estas historias están presentando porque si lo pensamos como detenimiento, lejos de ser mera ficción cada vez nos estamos acercando mas a que se conviertan en una realidad. Seamos muy honestos, solo basta con prender un noticiero para darnos cuenta de que lentamente vamos siguiendo ese camino y que  pesar de las advertencias que hemos tenido durante décadas, por Dios ¡el calentamiento global ha sido tema desde que estaba en secundaria! y una humanidad que ha logrado desarrollar la clonación, la cura del cáncer, el iPhone y Facebook, no ha logrado encontrar una solución para problemas que claramente hacen del futuro de Joaquín y Pepe uno muy oscuro y desalentador aunque estoy seguro que en ellos hay un Katniss, Tris, Thomas o Cassie en potencia y que sin duda van a salvase,

He decidió convertirme en un optimista y enfocarme no solo en lo bueno de las películas pero también de la humanidad, solo porque en verdad necesito un poco de esperanza y creer que algo se puede hacer todavía. Como lo plantean Juegos del Hambre, Made Runner, Divergente y La Quinta Ola, son los jóvenes los que finalmente van a luchar en contra de sistemas políticos corruptos, dictaduras, experimentos científicos y hasta contra alienígenas y estas generaciones son las que finalmente reestablecerán un orden en la humanidad, encontraran la paz y nos demostraran que todo pudo haberse evitado. No seamos gachos, vamos a echarles la mano. Si no pudimos cuidar el planeta, respetar la democracia, ponernos de acuerdo en religiones, por lo menos podemos dejarles una sociedad menos individualista, un mundo con respeto y el consuelo de que por lo menos tratamos de ayudarlos. Yo ya se como puedo hacerlo…piénsenlo…estamos a tiempo antes de que nos llegue…¡La quinta Ola!