Pero parece ser que a la mexicana no le gustó la participación de Sandra Bullock:

“Precisamente -su trabajo- me dio pautas de lo que no debía hacer. Yo quería hacer un personaje completamente nuevo, fresco, mío, muy nuestro, muy latino, que es algo que su interpretación no tenía, con todas nuestras expresiones y nuestra personalidad”, señaló la actriz durante un encuentro con los medios en Nueva York.

Además de que le ha resultado “liberador” interpretar a una villana para desligarse de su imagen de buena:

“Prestar la voz a una villana me resultó liberador, de alguna manera fue como un exorcismo. Siempre he sido una artista familiar, desde que empecé mi carrera cantando todo ha estado enfocado para mí hacia un mercado familiar. Sé que parezco sexy, irreverente y atrevida, pero soy así”, añade la artista.

La cantante mexicana también fue criticada por tener los mismos zapatos de “Minions” que anteriormente la actriz norteamericana había portado en la presentación de dicha película.